Sigue las actividades de Filología Española y Estudios Hispánicos
de la Universidad Autónoma de Madrid

José María Lassalle, Secretario de Estado de Cultura, presentó el 8 de septiembre de 2014 la puesta en marcha de la plataforma eBiblio, que ofrecerá un servicio de préstamo online gratuito de libros electrónicos para los usuarios de la red de Bibliotecas Públicas de las Comunidades Autónomas. El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha gastado más de  1,6 millones de euros solo para poner en marcha esta primera fase, que llega con un año y medio de retraso sobre su anuncio. Se prevé que eBiblio sea accesible 24 horas al día, 365 días al año a través de la red, y que facilite el préstamo de 200.000 licencias de 1.500 títulos (1.000 de ellos de literatura) a los titulares de carnets de Bibliotecas Públicas. Cada licencia permite una media de 28 usos o préstamo único, por lo que se calcula que posibilite hasta 5,6 millones de lecturas gratuitas.

Además de la protestada tasa por el préstamo de libros en bibliotecas, el proyecto eBiblio, que es pionero en Europa, ha suscitado de inmediato las críticas, debido fundamentalmente a que el Ministerio ha encargado todo el sistema a Libranda, una empresa de servicios de distribución editorial participada por algunas de las principales de empresas del sector, constituida en 2011. En primer lugar, esta decisión impone a todas las comunidades autónomas un "ecosistema en la nube" único, obligando a adaptar sus servicios de préstamo de ebooks, sin tener en cuenta los ya existentes en varias comunidades, bibliotecas públicas y universidades. El País Vasco ya cuenta con su propio sistema. El problema de acceso se agrava porque no existe un carné único de biblioteca para las comunidades autónomas ni los diferentes ayuntamientos.

En segundo lugar, el servicio elegido de DRM temporal para iOS y Android deja fuera el sistema Kindle de Amazon, que tiene su propio DRM.

Por último, el modelo elegido por el Ministerio es un paquete cerrado, en lugar de un sistema de pago por el préstamo real de cada ebook. El mencionado número de títulos (1.500) y licencias (200.000 con una media de 28 lecturas) resultan escasísimos y caros, y su selección es cerrada y muy discutible. En comparación, solo la red de bibliotecas de Sevilla ofrece en préstamo desde hace tiempo más de 2.500 ebooks de literatura clásica sin límite de lectura. Cada licencia de eBiblio cuesta al estado 0,27 € y no está previsto qué sucederá si las licencias de algunas obras se agotan pronto. Las comunidades autónomas deberían pagar por títulos seleccionados por ellos, pero no parece clara la continuidad del sistema, al menos de momento.

Saber más:
» Madrid eBiblio        » Andalucía eBiblio       » Vídeo de eBiblio
» Nota de prensa del MECD
» eBiblio, entre parches y desaguisados» Ebiblio: un proyecto público de préstamo de ebooks con luces y muchas sombras

0 comentarios:

Publicar un comentario